La revista Kinfolk, lanzada con gran éxito y entusiasmo instantáneo en 2011, es una revista trimestral sobre entretenimiento sencillo y sencillo. La revista ha capturado la imaginación de los lectores de todo el país, con contenidos y una estética que reflejan el deseo de volver a tiempos más simples; para tomar un descanso de nuestras ajetreadas vidas; construir una comunidad en torno a una sensibilidad compartida; y fomentar la magia sin fin y energizante que resulta de compartir una comida con buenos amigos. Ahora está The Kinfolk Table, un libro de cocina de los creadores de la revista, con perfiles de 45 creadores de tendencias que cocinan y entretienen de una manera hermosa, sencilla y económica. Cada uno de estos cocineros caseros (artesanos, blogueros, chefs, escritores, panaderos, artesanos) ha proporcionado de una a tres de las recetas que más les gusta compartir con los demás, ya sean simples desayunos para dos, cenas de una sola olla para seis o un sándwich perfectamente compuesto para un picnic en solitario.

Libro The Kinfolk Table

$20.000
Libro The Kinfolk Table $20.000

La revista Kinfolk, lanzada con gran éxito y entusiasmo instantáneo en 2011, es una revista trimestral sobre entretenimiento sencillo y sencillo. La revista ha capturado la imaginación de los lectores de todo el país, con contenidos y una estética que reflejan el deseo de volver a tiempos más simples; para tomar un descanso de nuestras ajetreadas vidas; construir una comunidad en torno a una sensibilidad compartida; y fomentar la magia sin fin y energizante que resulta de compartir una comida con buenos amigos. Ahora está The Kinfolk Table, un libro de cocina de los creadores de la revista, con perfiles de 45 creadores de tendencias que cocinan y entretienen de una manera hermosa, sencilla y económica. Cada uno de estos cocineros caseros (artesanos, blogueros, chefs, escritores, panaderos, artesanos) ha proporcionado de una a tres de las recetas que más les gusta compartir con los demás, ya sean simples desayunos para dos, cenas de una sola olla para seis o un sándwich perfectamente compuesto para un picnic en solitario.